Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

Mochi Quiñonez no encontraba un lugar amplio y seguro para jugar con su hijo de dos años y decidió recrear su propia ciudad. Los amigos se pasaron la voz y el sueño creció. Tiene 5 locales y llegará a 11 a fin de año, uno de ellos en Chile.

Tener un hijo convirtió a una cirujano dentista en una madre terriblemente sobreprotectora, Mochi lo admite, sin culpas. Finalmente fue ese cuidado el que la obligó a fabricar una ciudad infantil para él, la ciudad que luego se convertiría en City Toys. Los hijos de sus amigos se fueron pasando la voz para hacer cumpleaños hasta que llegó el primer papá que quiso pagar por entrar. Decidió armar la empresa en el 2006 pero llegó el primer gran problema, la municipalidad de Miraflores no le dio la licencia.

Ya tenía un mercado, había hecho una inversión de US$30.000, ¿qué hizo cuando le negaron la licencia?

Al principio estaba deprimida y sabía que el negocio funcionaba, todos los días me llamaban mamás para celebrar su cumpleaños y yo ya no podía. Los vecinos pensaban que iba a ser un nido y no querían. Además no existía el rubro, había un vacío legal. Lo tenían considerado como juegos electrónicos, no era un centro de estimulación. Todo un desastre. Pero una mamá me dijo que tenía un local en un condominio de Asia y me lo ofreció. Usamos volantes y los fines de semana llegaban como 30 niños. Pero fue difícil porque teníamos la competencia de los clubes. Fue un proceso de mejoras.

¿Cómo llegó Larcomar?

Al siguiente verano entramos al Boulevard de Asia y ahí todo el mundo te veía, entre ellos la gerenta comercial de Larcomar. Nos reunimos y en el centro comercial había una zona que estaba un poco muerta, así que nos ofrecieron hacer la prueba por 6 meses. Mi esposo decía ¡pero 6 meses y qué pasa con la inversión! Y le decía que había que hacerlo. Usamos las mismas casitas pero igual había que implementar un local de 420m2 por lo que en total habremos invertido unos US$70.000. Y pudimos hacerlo porque vendimos el local de Miraflores.

¿Por qué cree que pegó este concepto? ¿Básicamente porque era dirigido a niños hasta los 5 años?

Había un segmento descuidado. ¿Qué haces con un niño de dos años en jueguitos electrónicos? Lo que yo buscaba era un espacio donde yo pudiera jugar con mi hijo. Y esa necesidad no era solo mía, pero nadie le había prestado atención aún.

Además del cobro de entradas, ustedes organizan cumpleaños, ¿cómo hacen para no cruzar ambas actividades?

Tenemos un límite de 8 cumpleaños máximo por mes para tampoco perjudicar a los clientes que quieren pasar una tarde con sus hijos. También organizamos “city tours” a los nidos. Es una clase vivencial en la que se pueden disfrazar de bomberos y jugar. Y esto lo hacemos de 10 a 11 así no hay cruce de horarios.

También han logrado obtener auspicios de marcas del segmento.

Sí, hay marcas que quieren publicitarse y son nuestros socios comerciales. Yo tenía Pampers en Asia y ahora tengo por ejemplo a PediaSure y Johnson. Ofrecemos al cliente un precio dependiendo de la cantidad de locales en los que quiera estar, la ubicación que prefiere y el tiempo de la campaña.

¿Pero no se llega a saturar el niño con tantas imágenes?

No, ¡tampoco quiero tener una ciudad publicitaria! Para eso también hay límites. No quiero que el niño vaya a jugar y vea pura marca. La idea es tener máximo 5 marcas por local. Precisamente llevé una especialización en Atención Integral para Niños en la Universidad Católica porque quería ofrecer un servicio completo. Que en cada espacio el niño pueda aprender. Entonces la marca puede aparecer de una manera sutil, que guarde armonía con la ciudad, sin interrumpir.

En menos de dos años han abierto cuatro locales más en centros comerciales de la capital, ¿cómo financiaron eso?

Una parte con fondos propios, luego me asocié con una amiga que ahora es mi gerente de operaciones. El banco no porque nos pedían balances, estados financieros y nosotros recién estábamos fijos, sin parar, desde mayo el 2009. Luego llegó el Fondo Capital Semilla NCF.

¿Cómo se asociaron a este fondo de inversiones?

Luis, mi esposo, que es empresario, fue invitado a una charla en la UPC y ahí, él le mostró nuestro caso al fondo. Ellos analizaron la empresa y me cuentan que fueron a nuestros locales para ver cómo se movía el negocio. Luego nos reunimos y empezamos con el “due diligence”, es decir a poner en blanco y negro la parte financiera de la empresa. El proceso duró 6 meses y en junio firmamos para que ellos inyecten el capital. A cambio les hemos cedido el 44% de las acciones.

¿No le causó un inicial temor el tener que ceder una parte del accionariado?

Para nada. Este año llegamos a 11 locales y queremos seguir expandiéndonos. Además el fondo ha aportado con su conocimiento financiero y nos ha asesorado a tener un buen gobierno corporativo y profesionalizarnos. Con mi socia anterior me bastaba con la confianza pero ahora hay que llevar un buen directorio, respetar a los demás accionistas, mostrar los avances financieros mes a mes. También hemos tercerizado el tema contable con un estudio.

A veces las empresas pequeñas piden ingresar a un centro comercial, y no sé si esa es la actitud con la que deberían negociar.

No. Con nosotros es “tú me necesitas”. Depende de lo que tú tengas que ofrecerle. Lo que pasa con los papás primerizos es que dejamos de salir y al ofrecer este espacio estás supliendo la necesidad del padre de tener un espacio para jugar y a la vez relajarse. En realidad nosotros somos un complemento y ellos (los centros comerciales) lo saben.

PERFIL

NOMBRE Miriam “Mochi” Quiñonez Flores.

EDAD 32 años.

CARGO Gerenta general.

ORGANIZACIÓN City Toys es una cadena de entretenimiento infantil para bebés y niños de hasta 5 años. Se proyecta abrir también en Arequipa, Huancayo, Trujillo y en Chile este año. (www.citytoys.com.pe)

 

elcomercio.pe

Entrevistas

Entrevistamos a Miguel Ángel González, CEO de eMobike

Miguel Ángel González es el actual CEO de la franquicia eMobike, un negocio especializado en ofrecer un servicio de alquiler de bicicletas eléctricas destinado al turismo. La dificultad de los turistas para acceder a este tipo de transporte eléctrico, cómodo y ágil llevó a la creación de esta red de franquicias.

Publicidad

Nuevas Franquicias