Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

Sus inicios

Este negocio —como tantos otros— comenzó como un método de supervivencia, casi por obligación. Hacia fines de la década del 70, Juan Carlos Noli era un joven de provincia (de Chanchamayo, específicamente) que había llegado a Lima para estudiar en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). Estaba en el tercer ciclo de la carrera de Ingeniería Eléctrica y, al igual que muchos de sus compañeros, daba clases en algunas academias preuniversitarias de la capital para solventar sus gastos. Pero un día de setiembre de 1979, él y 14 de sus compañeros se convirtieron en empresarios al fundar la Academia Trilce. “Nos gustaba la poesía de César Vallejo”, dice ahora Noli, recordando el bautizo de su marca.

Durante los primeros años, solo se enfocaron en la preparación de postulantes a la UNI. Tenían un valor que explotar: su conocimiento de las matemáticas. Y en ese terreno, a Noli le tocaba impartir las enseñanzas de álgebra. Para reforzar otras materias contrataron a sus compañeros de universidad y los pusieron frente a los alumnos. Así, todos los profesores ganaban entre S/.7 y S/.8 por hora y las pocas ganancias que quedaban las reinvertían. “Recuerdo que nosotros mismos tuvimos que fabricar las carpetas, pero con el tiempo pudimos implementar mejor los salones”, cuenta Noli. La consecuencia del ahorro fue que en 1984 compraron un edificio en el Centro de Lima.

Durante más de una década, Trilce fue creciendo; hasta que en 1995, su mercado varió. Por entonces ya preparaban a postulantes de la Universidad Católica y de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, pero la creación de muchas universidades (y sus nuevas formas de ingreso) hizo que su negocio decreciera. Fue entonces cuando Jorge Luis Lazo, un profesor del equipo, pasó a ser socio por una idea innovadora: la creación de colegios. Con esto, la empresa ganó más terreno y ahora tienen presencia en siete ciudades. Ya no sobreviven: piensan en la expansión.

EN PUNTOS

DE MENOS A MÁS

Cuando Trilce empezó, tenía alrededor de 100 alumnos. En este momento cuentan con 19.000 estudiantes repartidos en más de 400 aulas.

PROMOCIÓN

Un aproximado de US$19 millones en ingresos es lo que generan las mensualidades de los alumnos. Gran parte de ese monto se va en publicidad masiva.

USO DE MARCA

Ahora hay colegios Trilce en Arequipa, Chanchamayo, Chiclayo, Piura, Huancayo y Trujillo. Noli afirma que en otras ciudades usurpan su marca.

elcomercio.pe

Publicidad

Nuevas Franquicias