Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

Entrevista a gerente general de Corporación Lindley

En el 2007 Jhonny Lindley ocupó el asiento que un día perteneció a su abuelo Don Isaac en la empresa que enseñó al Perú qué color tiene la bebida de sabor nacional. Han transcurrido tres años desde entonces y Día_1 conversó con él sobre el desempeño de la industria y los retos que enfrentará en el 2010.

¿Qué balance hace de los primeros cinco meses del 2010, período que para muchos tuvo un comienzo frío?

Si hacemos un corte a mayo, diría que el crecimiento ha sido menor al esperado, por una serie de motivos. Por un lado está la temporada de verano, que tuvo un inicio muy lento y débil. Enero prácticamente no se sintió en la costa. A ese problema (climático) se sumó el bajo consumo, que continuaba afectado por la crisis financiera. Recién entre la segunda y la tercera semana de febrero las ventas empezaron a mejorar, pero no lo suficiente para compensar del todo las cifras.

¿Cuánto esperaban crecer?

Teníamos proyectado 8% pero solo logramos crecer 5%. El repunte llegó en marzo pero cayó mes y medio después por un factor estacional (ante la llegada del invierno en Lima) que buscamos compensar en provincias.

¿Qué hizo la industria para compensar esa caída?

La competencia se volvió más agresiva en los distintos canales de distribución y venta. Los descuentos y las bonificaciones están a la orden del día y hoy es común ver las promociones 3×2. El año pasado fuimos de más a menos, este año esperábamos ver lo contrario. Y de hecho lo hemos visto en las cifras del PBI pero aún no a nivel de gasto ni de demanda interna.

¿Sacrificaron margénes?

Definitivamente. Todo lo que tienes que hacer para hacer más atractiva tu propuesta va por el lado de reducir tus márgenes.

¿El lento desempeño del mercado responde a un factor estacional o es que el consumidor aún no recupera del todo la confianza que tenía antes de la crisis?

 Es una mezcla de diferentes factores en la que se incluye el que menciona. No vemos aún una recuperación tan importante como la que pensábamos tener a inicios de año.

¿La crisis europea podría complicar más las cosas o ve esa posibilidad lejana?

No directamente. El impacto quizá vendrá más por el lado de las remesas y de las exportaciones no tradicionales.

¿Cómo ven el panorama para lo que resta del año?

Pensamos que la recuperación económica se irá asentando cada vez más y que para el segundo semestre esta se reflejará con mayor fuerza en la demanda interna. Por esa razón hemos realizado importantes inversiones en la primera parte del año. Buscamos sembrar para cosechar lo invertido en los dos últimos trimestres del 2010.

¿Cuánto han invertido hasta el momento?

Este año tenemos un plan de inversiones de US$100 millones. Parte de ese monto (US$36 millones) se invirtió en la ampliación de la planta del Callao —que se inaugura hoy— que aumenta en 250% el uso de nuestra capacidad instalada. Con ese desembolso, Callao se convertirá en la planta más grande y moderna de las nueve unidades que tenemos.

Si quieren asegurarse de sembrar ¿no necesitarán ser comercialmente más agresivos?

Nunca dejamos de serlo. Constantemente estamos lanzando nuevos formatos y productos. Y de hecho ese será el camino que seguiremos para dinamizar las ventas. Hace pocos meses abrimos una nueva categoría con Aquarius. Hoy este producto ya tiene un volumen de 1,2 millones de cajas, casi el equivalente al de Té Helado (que es de 1,3 millones de cajas) y en breve lanzaremos dos sabores más. Ese es el trabajo que se hace constantemente en la compañía. Siempre buscamos la innovación en categorías, formatos y sabores.

¿A cuánto asciende el consumo per cápita?

En el Perú estamos en 45 litros per cápita. En Lima el consumo es de 75 litros, nivel muy similar al de las principales ciudades del mundo. Algunas provincias también están ganando espacio. No obstante, pese a ese avance, aún hay mucho espacio para crecer.

¿Alguna ciudad los ha sorprendido por su crecimiento?

En algunas ciudades del norte, el consumo prácticamente se ha duplicado en los últimos cinco años, al pasar de 80 a 160 litros. No obstante existen otras como Huancayo u otras, del sur del país, donde aún existe mucho espacio para crecer y donde nuestros distintos productos aun compiten con aguas hervidas y jugos hechos en casa.

Esa es una de las razones por las que decidieron descentralizar sus operaciones…

Efectivamente. Ahora gran parte de nuestras inversiones son para provincias, porque el crecimiento que se registra en algunas ciudades justifica nuestro ingreso. El objetivo para el 2015 es contar con cinco megaplantas que reemplazarán a las nueve unidades que tenemos actualmente y que nos permitirán llegar a cada rincón del país. El primer paso lo daremos en Trujillo.

¿Ya comenzaron con los trabajos de construcción de esa megaplanta?

La construcción (en la que se desembolsará US$55 millones) ya se inició, pero recién será inaugurada en el 2011. La idea es reubicar la planta que tenemos en Mansiche, en el distrito de Moche en el norte.

¿Cuál será su capacidad de producción?

Aún no lo sabemos. Todo dependerá de cómo marche la demanda. El crecimiento será modular. En esa planta también produciremos agua y Frugos.

¿Después qué vendrá?

Tenemos en cartera dos proyectos: Lima sur y sur. Todos nuestros proyectos se darán en paralelo. Cuando esté por culminarse una megaplanta empezaremos a construir la otra.

¿Dónde se ubicará la planta de Lima?

En Pucusana. Las obras se iniciarán a fines del 2011.

¿Justifica una planta en Lima, no es una plaza ya madura?

La idea es trasladarnos a un mayor espacio y trabajar megalíneas. Es cierto que el consumo es muy alto en Lima. Sin embargo aun hay un pequeño espacio que aprovechar.

¿No temen al avance de las aguas y de otros productos?

No, porque podrán tratarse de crecimientos importantes de entre 20% y 10%, pero en términos de volumen su participación es aún muy pequeña respecto a gaseosas. Además, para la corporación lo importante es tener un producto para responder la demanda del consumidor en los diferentes nichos.

¿Además de los dos nuevos lanzamientos en Aquarius, qué otros proyectos esperan concretar este año?

Podría haber novedades en nuevos formatos y en productos. Por ejemplo, Frugos es una marca reconocida y muy querida por el consumidor. Y es probable que la sigamos utilizando como marca paraguas para lanzar algunas extensiones de líneas.

¿Qué caracterizará su gestión?

Desde que estoy aquí he buscado reforzar las relaciones con el sindicato, porque el personal siempre fue uno de los pilares de la compañía. Además, aspiro a ser reconocido en tres aspectos: liderazgo comercial, solidez financiera y como empresa forjadora de talentos. Esas son mis metas.

Entrevistas

Entrevistamos a Miguel Ángel González, CEO de eMobike

Miguel Ángel González es el actual CEO de la franquicia eMobike, un negocio especializado en ofrecer un servicio de alquiler de bicicletas eléctricas destinado al turismo. La dificultad de los turistas para acceder a este tipo de transporte eléctrico, cómodo y ágil llevó a la creación de esta red de franquicias.

Publicidad

Nuevas Franquicias