Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

Cuando era niña su madre le dio algo que jamás olvidará: la receta de uno de los alfajores más deliciosos del Perú

Desde hace 23 años ha hecho que el gran secreto que su madre compartió con ella, para preparar alfajores, se convierta en una delicia irresistible para cualquier persona. Hoy, Marcela Silva Santisteban ha logrado que este dulce se acoja en la Casa del Alfajor y sea asequible al público en sus siete locales, cuatro módulos y franquicias en varias ciudades del país.

¿Cuándo descubre el gran secreto del alfajor?

En realidad todo comenzó desde que yo empecé a preparar alfajores junto con mi madre, para los cumpleaños de mis dos primeros hijos. Lo curioso era que nuestros invitados preferían nuestros dulces y nos preguntaban dónde los habíamos comprado o si conocíamos a alguien para mandarlos a preparar.

¿Solo usted sabía que el secretito era de su mamá?

Así es, mi mamá tenía el secreto para prepararlos y nunca dudó en compartirlo conmigo. Así que no había otra que preparar más para que los invitados queden contentos y se lleven un poquito para la casa.

Y quién iba a pensar que el gran secreto les permitiría tanto. Exacto, pero en realidad todo empezó por una necesidad. Mi esposo tenía una imprenta en 1987. Lamentablemente en ese entonces la inflación no le permitió continuar, pero teníamos que salir adelante porque yo estaba embarazada de mi tercer hijo. Ya teníamos dos razones para emprender un nuevo negocio.

¿Ahí se da cuenta de que el alfajor era una buena alternativa?

Sí pues, así, junto con mi esposo, mi mamá quien se convirtió en la degustadora oficial y mis dos hijos emprendimos el gran reto de vender alfajorcitos a nuestros conocidos. Pero lo curioso es que nosotros empezamos la empresa sin estudio de mercado, de factibilidad, ni nada. Solo seguimos el instinto y logramos mucho.

¿Alguna vez pensó que La Casa del Alfajor cruzaría fronteras?

Nunca. En realidad yo siempre le decía a mi esposo que me gustaría tener una tienda donde pudiera vender mis alfajores y recibir a clientes que por el gusto de saborear este dulce lleguen de diversos distritos, como el Callao, Chorrillos, en fin.

Hoy, gracias al esfuerzo conjunto La Casa del Alfajor está al alcance de todos. Así es, como te dije, nunca pensé que lograríamos tanto, más aun tomando en cuenta que las ganancias recién las vimos años después. Es decir, para el negocio hay que tener paciencia y dedicación. No es fácil pero tampoco imposible. Solo queda persistir y lograr lo que uno quiere.

Entrevistas

Entrevistamos a Miguel Ángel González, CEO de eMobike

Miguel Ángel González es el actual CEO de la franquicia eMobike, un negocio especializado en ofrecer un servicio de alquiler de bicicletas eléctricas destinado al turismo. La dificultad de los turistas para acceder a este tipo de transporte eléctrico, cómodo y ágil llevó a la creación de esta red de franquicias.

Publicidad

Nuevas Franquicias