Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

La cafeladería 4D sabe renovarse en el tiempo y hoy ofrece sabores de frutas exóticas. Tiene siete puntos de venta en Lima y es proveedora de hoteles y restaurantes

Vino al mundo para ser heladera. De eso está segura Ana María Bugosen, gerenta general de 4D, quien trabaja en esta gelatería (especializada en helados artesanales) desde hace doce años. Aunque la empresa tiene más tiempo de historia.

A inicios de los años 80, los dueños de una compañía italiana que fabricaba maquinarias para heladerías decidieron invertir en el Perú y fundar el primer 4D de la avenida Angamos. Ana María Bugosen explica que desde el inicio allí se preparaban helados artesanales hechos con frutas del día. Y eso hizo que 4D se popularizara en poco tiempo. “Las familias de la zona hacían cola para comprar un helado de chocolate, vainilla o stracciatella (hecho con chispas de chocolate)”, recuerda ella, quien por ese tiempo estudiaba Ciencias de la Comunicación.

Una década más tarde, el padre de Ana María se interesó por este negocio y compró la marca 4D. Al enterarse de la noticia, ella regresó de Chile (donde era gerenta de una empresa de otro rubro) y, ni tonta ni perezosa, le pidió trabajar con él. “Se presentó el sueño de mi vida”. Pero eso sí, Ana María dice que al comienzo ella también pelaba frutas, pues su idea era aprender todo lo que le fuera posible. Ya después llevó cursos en Italia hasta convertirse en una maestra heladera. “Así se llama a la persona que siempre investiga y busca la armonía para un helado perfecto”.

SABOR CONGELADO

Hace pocos años, Ana María Bugosen aprovechó el “boom” de la gastronomía peruana para inventar nuevos sabores con frutas exóticas, como el camu camu, zarzamora y wasawi. “Aunque no podría poner en vitrina los 500 helados que he creado hasta hoy”, dice.

Si bien su padre Jean Bugosen todavía maneja los números de la empresa, ella se encarga de velar por todos los procesos de elaboración de los helados. Eso les ha permitido expandirse y hoy 4D cuenta con siete tiendas en diferentes puntos de Lima. Obviamente, el clásico local de Angamos sigue siendo uno de los más populares. “Allí se venden 600 helados todos los fines de semana del año”.

Actualmente todos los helados de 4D se preparan en una planta en la Avenida del Ejército, donde por regla jamás se trabaja con fruta congelada. Hoy la empresa también hace delivery y abastece de helados a grandes hoteles y restaurantes. “Y si un cliente viene y no encuentra el helado que busca, nosotros se lo llevamos a su casa en pocas horas”. Esta es una regla para la maestra heladera del 4D.

MIS CLAVES: TRABAJADORES DISCIPLINADOS

Eso le ha permitido a Bugosen formar a 30 técnicos en la preparación de helados que deben encontrar el equilibrio perfecto en la utilización de frutas e insumos.

ASÍ NO SE ABURREN

Aunque hay helados que siempre están en vitrina, Bugosen rota sabores según la estación y preferencias de sus clientes.

Publicidad

Nuevas Franquicias