Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

Naciones Unidas estima que más de US$500.000 millones en drogas falsas se comercializan todos los años en todo el mundo,

Biofem Pharmaceuticals Ltd., un distribuidor nigeriano de medicinas, quería detener una caída en las ventas luego de que una red de falsificadores apuntara a su medicamento de mayores ventas. Sproxil Inc., una empresa fundada por un especialista de Ghana que estudia un doctorado en la Universidad de Darmouth, en EE.UU., prometió lo que las autoridades nigerianas no podían: ayudar a las empresas y a los consumidores a detectar medicamentos falsos.

El fundador de Sproxil, Ashifi Gogo, de 28 años, superó el escepticismo inicial y una falta de financiamiento para persuadir a inversionistas que respaldaran una tecnología que ofrece una rápida prueba de falsificación. La tecnología podría allanar el camino para que los fabricantes extranjeros de medicamentos ingresen sin miedo en los rentables mercados emergentes, especialmente el africano, donde Nigeria, el mayor país africano por población, tiene un alto índice de engaños y estafadores.

"Inicialmente fue un desafío porque los capitalistas de riesgo salen corriendo despavoridos cuando escuchan Nigeria", indicó Gogo en una entrevista telefónica. "Ni siquiera les importa si uno fabrica oro".

En las últimas semanas, Nigeria sólo ha aumentado su reputación de ser un lugar de riesgo. El país ha estado pasando de una crisis política a otra, con un presidente enfermo que no aparece en público desde hace más de tres meses. El vicepresidente del país asumió el mando pero no sin enfrentar resistencia por parte de algunos de los hombres cercanos al presidente. Luego, el domingo 7 de marzo, musulmanes atacaron varios pueblos cristianos y asesinaron a cientos de personas en el más reciente brote de violencia sectaria. A pesar de estos problemas, Nigeria aún se considera uno de los mercados más prometedores de África y un motor para el crecimiento futuro del continente.

Sproxil ha recibido varios subsidios para empresas nuevas y hace poco ganó una subvención de US$100.000 de USAID (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) y Western Union, un banco estadounidense. También recibió el apoyo de un pequeño grupo de accionistas en Nigeria. La empresa no ha vendido su tecnología a inversionistas externos.

Sproxil desarrolló una tecnología que les permite a los clientes usar sus teléfonos celulares para saber si medicamentos recién comprados son auténticos. Al usar etiquetas que se raspan y números de identificación, los clientes pueden enviar un código a través de mensajes de texto a una base de datos en EE.UU. para cotejar si el medicamento que compraron es original. Nigeria es el mayor mercado de teléfonos celulares en África, con más de 70 millones de usuarios.

Según Sproxil, Biofem y las autoridades nigerianas, hay por lo menos un proyecto similar en la región de África Occidental, pero este es el único de su tipo que está en fase de prueba. Naciones Unidas estima que más de US$500.000 millones en drogas falsas se comercializan todos los años en todo el mundo, y África Occidental es una de los destinos clave para los traficantes.

En enero, Sproxil y Biofem lanzaron una prueba del paquete que se raspa en un millón de cajas de Glucophage, un medicamento para la diabetes fabricado en Francia por Merck Serono, una subsidiaria de Merck KGaA. Merck KGaA firmó el contrato para realizar la prueba el año pasado, según un alto ejecutivo de seguridad de Merck quien pidió el anonimato debido a políticas de la empresa. Aún no se tienen los resultados de las pruebas.

Publicidad

Nuevas Franquicias