Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

Expopymetic 2009 mostró cómo trabajan artesanas

Este año la Cámara de Comercio de Lima fue la organizadora del Expopymetic 2009, evento que reunió a diferentes “clusters” tecnológicos de países latinos que son beneficiarios del BID a través de Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin). Y como país anfitrión, el Perú mostró de qué modo las tecnologías de la información pueden mejorar la productividad y la calidad de vida de las artesanas tejedoras de la provincia de Melgar (Puno).

“El proyecto Pro Art Puno es ejecutado por la ONG Entorno, que yo dirijo desde hace cuatro años, para promover las artes textiles de las tejedoras puneñas”, dice Nadiuska García, cuyo propósito fue fortalecer la oferta existente en el Altiplano, dotándola de asistencia técnica y acceso a tecnología para lograr un nivel de calidad de exportación.

VENTA SEGURA

Cuando se consiguió elaborar un producto competitivo en el mercado internacional, el siguiente paso fue ofrecer lo producido a empresas exportadoras. “Ahora también producimos prendas para 21 compañías socias de Asociación de Exportadores y para el Instituto Nacional de Artesanía; mientras que con el BID creamos un sistema de comercialización”, agrega García. Así, los productos llegan a Nueva Zelanda, Estados Unidos, Japón y Canadá.

Dicho sistema se encarga de promover y supervisar el envío de la producción de más de 280 microempresas, que benefician directamente a 3.000 pobladores de Santa Rosa, Ayaviri, Juliaca, Acora, Juli y Huancané. “Las ventas en los dos últimos años han sumado alrededor de 4,3 millones de soles”, dice García.

TESTIMONIOS

A la Expopymetic 2009 asistieron tres artesanas puneñas que participan del cluster de Pro Art. Ellas contaron cómo el uso de Internet, así como de mejores maquinarias y diseño, las convirtió en mejores comerciantes. “Hubo resistencia al principio, pero luego los resultados animaron a todas. Ahora los acabados son mejores y nos pagan mejor, tenemos trabajo”, dice Norma Cansaya.

Las artesanas de Puno solo trabajan alpaca industrial o mezclada con acrílico. Por cada pieza elaborada reciben entre 25 y 45 dólares.

Publicidad

Nuevas Franquicias