Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

Dentitoy, en favor de las mascotas

Una pareja tenía un trabajo estable, dos hijos y una hipoteca que pagar pero aún así decidió emprender un negocio. Con la ayuda de unos amigos exportadores de cuero, José Antonio y Milagros Valcárcel comenzaron a exportar carnaza, parte interna del cuero que es un importante insumo para hacer gelatina. Habían desarrollado una logística para hacer los envíos al exterior y les iba bien, hasta que sus dos únicos clientes simplemente les dejaron de comprar. Pero ellos no perdieron el tiempo en lamentarse, al contrario, se obligaron a encontrar un negocio afín.

Teníamos a los proveedores, el centro de acopio de la carnaza, todo armado. Entonces, como ya sabíamos que con la carnaza se hacían juguetes caninos (en forma de huesos), empezamos a exportar a algunas fábricas del rubro en Latinoamérica. Pero el mercado se puso más competitivo, ya no querían pagar nuestro precio y además en el Perú el precio del producto aumentó como cinco veces, porque se empezó a usar la carnaza para hacer cuero pero de mala calidad.

Decidimos hacer los juguetes caninos nosotros mismos. Llamamos al ingeniero de la empresa a la que proveíamos antes para que nos ayude a implementar la planta. La asesoría inicial nos costó como US$5.000 y empezamos con lo básico porque no teníamos muchos recursos.

Veíamos que en supermercados Wong importaban de Estados Unidos la carnaza para perros de Estados Unidos, ¡costaba como 15 soles un hueso! Nos dijimos: hay un mercado y nosotros podemos hacerlo. Pero antes hicimos nuestro plan de negocio, analicé cuánto costaba el producto en el mercado, cuáles serían mis costos, cuánto tenía que invertir y me lancé.

¿Por qué los clientes optaban por su producto?

Así como el jamón casero es más rico que el industrial, nuestra carnaza es más rica porque nuestro proceso de fabricación es más largo y buscamos darle un sabor y olor a ahumado. Entonces la gente lo probaba… es decir, sus perritos, y les encantaba. Nosotros tenemos mascotas y siempre queremos darles lo mejor. Y nuestro producto tiene varias características: desestresa al perro, porque puede ser masticado hasta convertirse en líquido, le limpia los dientes y es un producto que lo alimenta porque es pura proteína. Además buscamos ser cada vez más eficientes. Vemos de qué manera podemos innovar en las líneas de producción. Por ejemplo, tenemos cero residuos y hemos disminuido los tiempos muertos.

¿De qué manera quieren seguir creciendo?

En poco tiempo abriremos un centro de operaciones (con un exhibidor) en un punto estratégico de la ciudad para facilitar la distribución de los productos. Ya exportamos antes pero hemos decidido invertir más en infraestructura para competir en el extranjero. Por otro lado, en el 2007 formamos una tercera empresa (Inversiones Carper) que importa productos médicos. También representamos una marca de microchip para perros, el cual sirve para identificar al perro en la calle y en algunas municipalidades ya los están exigiendo para las razas peligrosas. Queremos seguir diversificando.

Entrevistas

Entrevistamos a Miguel Ángel González, CEO de eMobike

Miguel Ángel González es el actual CEO de la franquicia eMobike, un negocio especializado en ofrecer un servicio de alquiler de bicicletas eléctricas destinado al turismo. La dificultad de los turistas para acceder a este tipo de transporte eléctrico, cómodo y ágil llevó a la creación de esta red de franquicias.

Publicidad

Nuevas Franquicias