Franquicias en Perú

Franquicias destacadas

Franquicias de Exito

Con la reciente presentación del jefe de la Sunat en el Congreso ha quedado claro que este año hay ajustes de tuercas en la fiscalización, con programas intensivos que cruzarán a todas las capas de contribuyentes y esto incluye a la gran cantidad de reticentes que todavía hay en nuestro país.

Con la reciente presentación del jefe de la Sunat en el Congreso ha quedado claro que este año hay ajustes de tuercas en la fiscalización, con programas intensivos que cruzarán a todas las capas de contribuyentes y esto incluye a la gran cantidad de reticentes que todavía hay en nuestro país.

Para estos últimos, parece, no será solamente un efecto colateral sino que se plantean acciones masivas a la caza de informalidad, o sea, diseñadas para este propósito. Es esencial mantener la recaudación, la disciplina, el equilibrio fiscal y si no, preguntemos a Estados Unidos, o a la Unión Europea, o a Argentina, para no irnos lejos, qué pasa en el caso contrario. Ganar este reto sería una medalla más que gane la Sunat en su larga y constante lucha por darle seriedad al país.

Obviamente, las cosas se presentan difíciles y aunque es tarea de economistas, no pronostico que la meta de recaudación se alcance al final del año (S/.59.600 millones). Los resultados del primer bimestre muestran la previsible caída en colectar el Impuesto a la Renta, pero se añade la contracción en la recaudación del IGV. Frente a ello, no será necesario discutir si menos o más impuestos, sino de más Sunat. E interpreto así los pasos que va dando la administración. Se ve con la cuantiosa incautación de artefactos en pleno Centro de Lima (y seguro que hay una buena explicación de cómo llegaron allí); la presencia del presidente en la inauguración de una dependencia del ente tributario dice también mucho del énfasis gubernativo a una acción estatal; mientras que el anuncio de más medidas administrativas, como la compulsa masiva o la detracción/retención a los comercios afiliados a tarjetas de crédito/débito señala que están pensando en el desafío de este año.

No hay medida de una administración tributaria que no sea discutible o hasta polémica, pero lo resaltable es que retome su antigua dinámica, haga visible el riesgo, empuje el comportamiento voluntario, persuada y disuada. Parece también que el equilibrio en ejercitar sus funciones se acentuará.

Publicidad

Nuevas Franquicias